Recuerdo la voz de Romerito desde que era muy joven. Tengo en mí ese canto como un descubrimiento maravilloso en mi vida musical. Me emocionaba escucharlo y aún sigue siendo para mi uno de los mejores cantores que he escuchado. quiero enviarle ese abrazo necesario que se recuesta en los momentos más felices de nuestros encuentros rosarinos.