Querido Pancho. No sé si fue en México con Modesto López en Discos Pentagrama, o en Los Ángeles que nos presentó Nahuel… Pero la amistad va haciéndose de a poco, con los amigos de los amigos… y la música, sin duda alguna, ha sido el puente entre nosotros, esa familia tan cercana con la que hemos compartido exilios, revoluciones y fracasos… Recuerdo a los Trovadores de aquellos años cantando “Cuando tenga la tierra” “Los pueblos de gesto antiguo” y “Todavía cantamos” solo por mencionar tres fundamentales canciones de nuestro Continente. Nunca imaginé entonces que algún día podría conocerte. Desde Nicaragua te mando un abrazo grande y fraterno y me sumo a los amigos que te acompañan esta noche, seguramente entre guitarras y vino. iSalud hermano Pancho!