Querido Pancho, ¡ídolo mío! ¡amigo mío! te conocí muy joven escuchando la “Chicha Chola” por radio, ustedes en vivo en Córdoba y quedé loco. iFue cuando supe de la existencia de los Trovadores!

Vino mi cuñado, santafesino con el primer long play de Los Trova, donde estaba esa cueca. Después de verlos por primera vez en el Festival de Cosquín, salí corriendo hasta el escenario para saludarlos. Vivir en tu casa, cantar juntos, demasiadas cosas para mí. ¡Gracias a vos y Betty por tanto! ¡Toda la suerte y mi agradecimiento, cariño y respeto!

Gracias Panchito.